Billy Joel / Glass Houses

comments 2
Álbumes inolvidables / La Playlist

Me quedé viendo la foto de la cubierta del disco tratando de descifrar por qué el tipo de la imagen, un tal Billy Joel, quería tirar esa piedra que tiene en su mano derecha contra la casa de cristal. ¿Lo había dejado su novia? ¿Estaría desempleado? ¿Quería, simplemente, volver mierda la fortaleza de cristal para escuchar el ruido de los vidrios al caer? Comenzaba la década del copete Alf, era 1980 y mi primo Carlos sacó el acetato de la bolsa transparente, con cuidado y sin apoyar muy fuerte las yemas de sus dedos sobre la superficie negra de ese plano platillo volador que los grandes llamaban ‘Elepés’, lo puso sobre la bandeja del tocadiscos (¿era un TEAC?, no lo recuerdo bien), con buen pulso tomó la aguja y la puso sobre el vinilo. Yo seguía viendo la foto del álbum. Y mientras la miraba se escuchó un ruido de vidrios rotos. Así comenzaba You May Be Right, la primera canción del LP Glass Houses, “You may be right / I’m may be crazy”, un tema rabioso, que sonó varias veces esa tarde. Así que el cabrón rompe la vidriera, eso me lo explicó el inicio de la canción y lo comprendí mejor al ver la contratapa del álbum.

No entendía inglés, así que las letras de casi todas las canciones de ese disco, según mi propia versión, tenían que ver con un hombre furioso que quería reventar a pedradas el mundo, la piedra que destrozaba lo que él no quería que siguiera en pie: el pasado, el presidente Turbay Ayala (los grandes todo el tiempo se estaban quejando del presidente Turbay Ayala, un degenerado, mijo, oís; no sabía que Billy Joel no tenía ni puñetera idea del presidente Turbay Ayala), su novia –porque seguro que tanta histeria se la causaba una mujer–, la injusticia, las clases de matemáticas y las horas sin programación de televisión. El, héroe ochentero, estaba listo para acabar con el putísimo universo con la fuerza de su arma-roca. Por desgracia no lo logró; el mundo siguió incólume e inquebrantable, el presidente Turbay Ayala siguió con sus pachangas y orgías al son de la Cumbia Cienaguera –viejito calentorro y ladrón–, y el país de mierda en el que vivía, el mismo país de mierda donde ahora vivo –un país de mierda que ya acepto porque no hay más remedio, porque entendí que soy parte de esa mezcla de estiércol patrio–, siguió igualito. Aún hoy, en mayo de 2012, cuando escucho las canciones del Glass Houses, quiero creer que todos esos temas hablaban de fulminar el mundo a pedradas. Vamos, Billy, seguí tirando piedras contra los cristales.

Anuncios

The Author

¿Quién soy? ¿Qué he hecho? Aquí: Patxo Escobar

2 Comments

  1. I see a lot of interesting posts on your blog. You
    have to spend a lot of time writing, i know how to save you a
    lot of work, there is a tool that creates unique,
    SEO friendly posts in couple of seconds, just search in google – k2 unlimited content

  2. I read a lot of interesting articles here. Probably you spend a lot of time writing, i know
    how to save you a lot of work, there is an online tool that creates readable,
    google friendly posts in seconds, just type in google – laranitas free content source

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s