Un día más (o menos)

Deja un comentario
Disertaciones inútiles

El sol empieza a ocultarse. El día muere. Y vos, en cambio, vivís. Hay días en los que tu gran logro fue eso, seguir vivo. La mente se nubla. Las cosas se borran. El pasado, así haya sido triste, se percibe con un rastro de felicidad.

Mirás por la ventana, los árboles, el cielo, los edificios que empiezan a ocultar los cerros. La ciudad que duerme aunque es demasiado temprano. Otro diciembre que duele, que despide el año con una especie de olor a derrota. Pero el día muere y vos seguís vivo, y te das cuenta de que sí, claro que sí, maldita sea, es un gran logro seguir vivo, aunque quizás todo haya empezado a cambiar, aunque tu mente no esté tan clara como antes, aunque se vea todo tan gris en estos días de verano. Bogotá, mi tumba. Cali, el inicio. El día muere. Vos tratá de seguir vivo. No rompás el vidrio. Aquí estás. Aquí seguís.

Anuncios

The Author

¿Quién soy? ¿Qué he hecho? Aquí: Patxo Escobar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s