El coronel encontró quién le escriba

Deja un comentario
Documentales / Mucha Tele

En 2016 se cumplen 20 años del estreno del documental El coronel encontró quien le escriba, realizado por un grupo de jóvenes idealistas caleños de la Universidad del Valle (uno de ellos era yo, mire usted). Creo que solo lo vieron nuestros padres y nuestras parejas de aquella época. Gabo, Salmona, el Festival Internacional de Cine de Cartagena, Angie Cepeda,una maldita casa que nos cerraba las puertas…

A veces miramos el pasado con cierta compasión. Con esa mirada compasiva siempre repasaré uno de los trabajos audiovisuales que realicé con cuatro grandes amigos y colegas (creo que ellos también usan esa mirada al darle play a ese viejo video). Hace casi 20 años se estrenó por el canal regional Telepacífico, en el espacio de no ficción Rostros y Rastros, el documental El coronel encontró quién le escriba, realizado por los valleaucanos Marta Beltrán J. (hoy jefe de emisión del programa Arriba Bogotá), Fernando Gómez E. (director de las revistas DonJuan y Bocas), Elsa Henao (productora del programa Los Informantes), Germán Bernal (quien vive en La Florida con su esposa, sus dos hijos y sus dos perros) y yo (que tengo la fortuna de dirigir la revista Esquire Colombia). En 1994 comenzamos a preparar nuestro trabajo audiovisual de grado, que en principio sería una suerte de video experimental (y pasado por ácido, al menos eso soñábamos) sobre la casa que estaba construyendo en Cartagena de Indias el arquitecto más importante de Colombia: Rogelio Salmona, para la pluma más brillante del país, un tal Gabriel José García Márquez. De hecho, nosotros estuvimos grabando en su casa cuando apenas estaban terminando de construirla –no sé muy bien si Gabo estaba enterado del asunto–.

El proyecto no se concretó. Aunque Salmona nos había recibido en Bogotá y apoyaba la iniciativa, el Nobel de Literatura no daba respuesta. Agotados y al borde del fracaso, recibimos un buen consejo del realizador Oscar Campo –quien era nuestro profesor de documentales–, quien nos propuso volar al Festival de Cine de Cartagena a buscar a García Márquez y contarle lo que pasaba (el autor de El otoño del Patriarca solía asistir a las películas, así que no sería difícil pescarlo, al menos eso pensábamos). La idea era volver la cámara hacia nosotros, y mientras intentábamos hallar a Gabo para entregarle una carta en la que le pedíamos que nos dejara grabar su casa en Cartagena, también hacíamos un repaso por el día a día del histórico festival. Sí, en 1996 creíamos que era posible que el escritor nos diera su aprobación. ¡Jovencitos idealistas! Así surgió El coronel encontró quién le escriba, que tiene momentos paparazzi irrepetibles y una escena en la que el Nobel nos saca la lengua, un gesto que en ese momento no era tan típico de Gabo. Esta versión tiene problemas de audio en los primeros minutos, pero creo que se deja ver. Los dos grandes maestros que nos inspiraron para llevar a cabo este proyecto, Salmona y Gabo, ya no están. Y nosotros seguimos viendo lo que hicimos con nuestra mirada compasiva. Aquí va.

Anuncios

The Author

¿Quién soy? ¿Qué he hecho? Aquí: Patxo Escobar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s